Cámara 360º

Este es un ejemplo perfecto de que “Más allá de la calidad del arco, lo que marca la diferencia es la destreza del arquero que lo empuña…”

Y es que, hoy en día algunos turistas geek ya van armados con una cámara 360 en la mochila, pero la clave es saber utilizarla adecuadamente porque es una herramienta con muchas posibilidades narrativas sorprendentes, pero esto depende del efecto que se le dé en postproducción, cosa que, a la vez, depende de cómo se haya pensado durante el proceso de guionización y/o storyboard.

Además una cámara 360º puede ser la solución en lugares donde sea imposible volar un dron por prohibición o por riesgos de sobrevolar sobre mucho público. Un operador de cámara 360º experimentado y con destreza puede lograr la sensación de que ha habido un dron captando imágenes aéreas sobre la multitud. En Equilateral, contamos con un operador inhouse capaz de imaginar y ejecutar imágenes diferenciadoras para nuestros clientes más disruptivos.

¿Listo para este juguetito?